Así como publiqué las frases célebres de Pinochet ahora publico las de Allende.

-La historia los juzgará.

-Con las dificultades propias de los que caminan en un Ford del año 1920 y por un camino malo, vamos de tumbo en tumbo, pero avanzando, avanzando.

-Mis antecesores, en seis años, no nombraron nunca a un obrero en nada, y ahora quieren hacer creer a los trabajadores que las empresas deben ser de su propiedad. Les dicen que ellos deben ser dueños del cobre, del carbón, del salitre. ¡cómo andaría el país!.

-Yo soy cada día más partidario de las mujeres.

-En vísperas de un nuevo año sería muy grato decirles que todo será fácil; desgraciadamente no es así.

-La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

Anuncios

interludio.

noviembre 20, 2007

Bien, pues esta es una canción (que en verdad es solo una pista en un disco ya que solo es un tío hablando) que está en un disco de Tote king, un hip hopero español, y el que habla debe ser un profesor o algo así, el caso es que la reflexión es buena.

Lo que estorba esta vez es:

gears

La gente sin ideología.

Me molesta bastante una situación que podemos ver en nuestra sociedad y probablemente en todas, que no por ello menos molesta.

Resulta mas habitual de lo que me gustaría encontrarme discutiendo con gente sobre política, economía, sociología o cualquier tema de estudio social cuando de pronto te das cuenta de que estas hablando con un copiapegador de frases que ha oído en la tele, y es que resulta que la gente parece que ya no pensase por si misma ni que tuviera sus ideas si no que creen que todo aquello que dice el líder de su partido es: “la verdad indiscutible”, “el objetivo a conseguir” y además, de paso, el opuesto diametral de lo que piensa su opositor. Este fenómeno tiene graves consecuencias, incluso dentro de los partidos políticos, y es que como aquellos líderes son humanos (aunque algunos no se lo puedan creer) cometen errores, errores que son aceptados, perdonados, y vanagloriados solo por el hecho de que han salido de unos labios y no de otros. Es nefasto primero dentro de los partidos, que por dar una imagen de integridad de pensamiento todos respaldan cualquier estupidez que pueda haber dicho quien sea y luego la gente, fuera pareciese que hace la siguiente operación, “lo ha dicho el, no le vamos a contradecir” antes de hacer la lógica operación de veamos, que he oído?, es esto razonable? Y luego plantearse quien lo ha dicho.

Como hay tantos humanos en los partidos todos sus errores son respaldados esto da un total de estupideces apoyadas por cada partido mucho mas grande del necesario y normal, luego además tenemos a la oposición pensando que todo aquello que podría salvarse del pensamiento del opositor tiene que ser malo y hay que publicar que son malas ideas, al final tenemos unos partidos que creen y defienden las idioteces de cada uno de sus miembros es decir si hay 100 personas y cada uno dice una sola idiotez (cosa del todo normal en nuestra especie) cada uno de ellos pasará a estar de acuerdo y manifestar públicamente que respalda esas 100 idioteces, es decir es 100 veces mas idiota de lo normal. Lo que se extrapola a todos los devotos militantes que aceptan la palabra de esos 100 como ley.

Me gustaría pensar que la ignorancia es la culpable, pero me parece que o hay demasiados ignorantes o bien hay cosas mas importantes que parecer ignorante.

Esta es una colcección de frases del que fue dictador de mi país, los puntos de vista sobre el son aún muy variados en Chile, (esperemos que cada vez menos) pero para acercaros un poco a El, os pongo sus frases que pasaron a la historia.

– “Yo sólo era un aspirante a dictador, nunca fui un verdadero dictador”, en noviembre de 1998, detenido en Londres

– “Hay muchos que quieren que me muera, pero no estoy ni siquiera resfriado”. Agencia DPA, 10 de abril de 1996

– “Si hubiera sido dictador, todavía estaría gobernando”. Diario La Tercera, 31 de diciembre de 1995

– “Roma cortaba las cabezas de los cristianos y éstos reaparecían una y otra vez. Es algo parecido lo que pasa con los marxistas”. Diario Clarín, de Buenos Aires, 10 noviembre de 1995

– “Hoy tenemos un Ejército alemán de marihuaneros, drogadictos, melenudos, homosexuales y sindicalistas”. Agencia DPA, 5 de septiembre de 1990

– “Los ricos son los que producen plata y a ellos hay que tratarlos bien para que den más plata”. La Epoca, 26 mayo de 1988

– “Prácticamente limpiamos de marxistas la nación”. Revista Hoy, 23 febrero 1988

– “Yo los estoy viendo desde arriba, porque Dios me puso ahí”. La Epoca, julio 1987

– “Los marxistas siguen matando a Dios”. Radio Cooperativa, julio 1987

– “Nación es tratar de hacer de Chile un país de propietarios y no de proletarios”. El Mercurio, 24 abril de 1987

– “Con las condenas de la ONU tengo llena mi biblioteca”. Revista Hoy, 26 diciembre de 1986

– “Yo obtengo mi fuerza de Dios” . La Epoca, septiembre de 1984

– “Ésta no es una dictadura, sino más bien una dictablanda”. 1983

-“No se mueve ninguna hoja en este país si yo no la estoy moviendo. ¡Quiero que quede claro!”. Revista Ercilla, octubre de 1981

– “Hacia 1985 ó 1986, cada trabajador chileno va a tener casa, auto y televisor. No va a tener un Rolls Royce, pero tendrá una citroneta del ’75”. Radio Chilena, 1979

– “Yo me voy a morir. El que me suceda también tendrá que morir. Pero elecciones no habrá” . La Segunda, 17 junio de 1975

– “El país está tranquilo, porque disponemos de un buen servicio de inteligencia”. Las Ultimas Noticias, septiembre de 1974

– “Yo no acostumbro a amenazar. Sólo advierto una vez.

“La mentira se descubre por los ojos y yo muchas veces mentía, por eso usaba anteojos oscuros”.

“Soy democrático, pero a mi manera”.

“Los derechos humanos son una invención, muy sabia, de los marxistas”.

“Entre asegurar los derechos de unos 10.000 disociados o garantizar los de diez millones, no tuvimos duda”.

Cada uno opinará, pero la mano de hierro no se la quita nadie.

Piñas por el culo para el también. 

Parece ser que no eran tan neutrales como creíamos.

Foto del lider del partido que acaba de ganar las eleciones en Suiza, no se que da mas miedo, la cara del hombre o el afiche rascista que se inventó.

 

Fuera las ovejas negras de nuestra roja bandera, aquí tenemos que ser rositas.

“Por más seguridad”, es la consigna central. Con tres pequeños agregados: “calidad suiza”; “mi casa, nuestro país”; “por una Suiza fuerte”.